¿Quienes somos?


  • La RIA nace con la vocación de convertirse en la mayor y más representativa Red internacional de personas e instituciones públicas y privadas interesadas o vinculadas a la ASC en cualquiera de sus ámbitos o modalidades (educación en el tiempo libre y recreación, dinamización y promoción cultural, desarrollo comunitario, educación y cultura popular…)
  • Ante el deseo de hacer justicia y la necesidad de superar el aislamiento y la dispersión de una vasta constelación de instituciones, andaduras e iniciativas educativas y socioculturales vinculadas al campo de la animación, el tiempo libre y el desarrollo comunitario, existentes –bastantes de ellas desde hace muchos lustros- en nuestra Comunidad Iberoamericana
  • Para responder al reto de adaptar la ASC a la Nueva Sociedad del S.XXI: global y del conocimiento y de la comunicación y trabajo en Red.
  • La RIA pretende ser una plataforma organizada y representativa que visibilice, ponga en valory trabaje por el reconocimiento social, académico y profesional de todos los agentes e instituciones socioculturales, intentando dar respuesta a sus intereses y necesidades depromoción, desarrollo y formación.
  • Estructura de Red: Trabajo en red bajo los principios de: participación activa, horizontalidad y trabajo en grupo.
  • Estructura reticular y descentralizada a través de Nodos con identidad y naturaleza jurídica propia, vinculados a la vez a la RIA a través de sus órganos representativos y de Gobierno.
Misión

Buscamos unir personas que estén vinculadas con la Animación Sociocultural
 en sus múltiples manifestaciones,trascendiendo fronteras, culturas, idiomas, 
quienes considerándola  como un instrumento para ejercicio de la ciudadanía activa y
 el desarrollo social,desean trabajar asociar ideas y esfuerzos para aprender de sus
 prácticas y  adaptar el marco teórico metodológico de la ASC a las nuevas exigencias 
de un mundo en constante cambio.
Visión
Los principales actores vinculados a la ASC en Iberoamérica se reconocer 
como interlocutores válidosy han logrado adecuar con éxito las estrategias y 
metodologías de intervención socio educativas a los 
diversos contextos, generando aprendizajes y conocimientos que contribuyeron a mejorar
 el impacto de las prácticas y por lo tanto, incidiendo en una ciudadanía activa.
La formación que la RIA  propone gira sobre tres ejes fundamentales:

La RIA quiere ofrecer una formación desde la experiencia. La formación de posgrado 
en animación socioculturalque se plantea desde la RIA tiene como aspecto fundamental 
estar basada en la acumulación de experiencias de los diferentes actores y organizaciones. 
Esta experiencia basada en vivencias sociales y culturales va a 

aportar un significado muy especial a la formación que se va a ofrecer. 

Recordemos que la animación es ante todo práctica y trabajo de campo para poder transmitir valores a los alumnos.


La RIA impulsa el uso de las nuevas tecnologías como instrumento de dinamización de los procesos
 de participación. Esta formación se impartirá en modalidad elearning lo que permitirá hacer
 muy fluida y permanente la comunicación entre los alumnos y docentes.
También potenciará las actividades colaborativas y de intercambioentre todas las partes
 intervinientes.

La RIA apuesta de forma decidida por la profesionalización de la animación
 sociocultural. La animación necesita consolidar una figura profesional, dotarla de
 competencias y habilidades técnicas para que pueda contribuir a la mejora de la
 participación en las diferentes comunidades




    ESTATUTOS DE LA ASOCIACIÓN
    “RED IBEROAMERICANA DE ANIMACIÓN SOCIOCULTURAL”

    PREÁMBULO
    La Animación Sociocultural, entendida como el proceso en el que una comunidad se
    convierte en protagonista de su propio desarrollo cultural y social, es actualmente una
    realidad pujante. Así lo demuestran multitud de asociaciones, entidades y personas físicas
    que la utilizan como instrumento o trabajan para su desarrollo en el campo de la docencia,
    de la investigación y de la intervención.
    La Animación Sociocultural es así mismo una realidad que traspasa fronteras y que se
    aplica en ámbitos geográficos y sociales muy distintos bajo diversas denominaciones
    (animación cultural, promoción sociocultural, recreación y tiempo libre, educación popular,
    desarrollo comunitario….). Tal es el caso de los estados iberoamericanos donde es un
    fenómeno en continuo crecimiento. Por ello, se hace necesaria la búsqueda de un nexo
    común entre estos países que facilite su mejor conocimiento y desarrollo, a partir de sus
    lazos socioculturales compartidos.
    La Red Iberoamericana de Animación Sociocultural nace fruto de la inquietud de
    personas de muy distinta naturaleza y procedencia, pero que sienten la necesidad de
    aunar esfuerzos en un camino común. Buscamos por un lado unir personas de naturaleza
    física o jurídica que están en contacto con la Animación Sociocultural en sus múltiples
    manifestaciones y que la ven como un instrumento actual para el desarrollo social. Por otro
    lado pretendemos su adecuación a las nuevas exigencias de un mundo en constante
    cambio mediante su estudio y divulgación. Y por encima de fronteras, idiomas y
    culturas estamos abiertos a todo aquel que desee aportar su esfuerzo para conseguirlo.

    CAPITULO I
    DENOMINACIÓN, FINES, DOMICILIO Y ÁMBITO
    Artículo 1. Con la denominación de RED IBEROAMERICANA DE ANIMACIÓN
    SOCIOCULTURAL se constituye una asociación al amparo del Artículo 22 de la
    Constitución Española y de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, y normas
    complementarias, con capacidad jurídica y plena capacidad de obrar, careciendo de ánimo
    de lucro.
    Artículo 2. Esta asociación se constituye por tiempo indefinido. Artículo 3. La existencia de
    esta asociación tiene como fines:
    - Fomentar el estudio y desarrollo de la animación sociocultural con especial
    referencia a los países de Iberoamérica.
    - Servir de nexo de unión e intercambio de instituciones públicas y privadas, así
    como de personas físicas dedicadas a la animación sociocultural en el ámbito antes citado.
    - La propuesta a universidades y centros de formación de introducción de planes de
    estudio o de mejora de los ya existentes en relación con la animación sociocultural
    - La creación y gestión de un centro de documentación, estudios y formación en el campo
    de la animación sociocultural a nivel internacional
    Artículo 4. Para el cumplimiento de estos fines se realizarán las siguientes actividades:
    - Encuentros e intercambios de personas físicas y jurídicas dedicadas a la animación
    sociocultural en el ámbito antes citado
    - Realización de cursos y programas de formación internacionales en animación
    sociocultural
    - Mantenimiento y gestión de una revista electrónica como espacio virtual de encuentro y
    participación permanente entre sus miembros.
    - Estudios, investigaciones y publicaciones sobre la animación sociocultural en relación
    a Iberoamérica.
    - Asesoramiento a entidades e interlocución con instituciones públicas y privadas en temas
    relacionados con la animación sociocultural y su implantación en al marco de políticas
    socioculturales y educativas.
    - Cualquiera otra que contribuya a los fines del artículo 3.
    Artículo 5. La Asociación establece su domicilio social en el Centro de Participación
    Ciudadana “Miguel de Unamuno” sito en la Calle Profesor Lucas s/n, Código Postal 37006
    de Salamanca (España) y el ámbito territorial en el que va a realizar sus actividades es
    todo el territorio del Estado Español junto con el del resto de los países iberoamericanos
    miembros.
    La Asamblea General Extraordinaria, convocada específicamente para este fin, podrá
    acordar el cambio de domicilio, que será comunicado al Registro de Asociaciones.

    CAPITULO II DE LOS SOCIOS
    Artículo 6. Podrán formar parte de la Asociación todas las personas físicas y jurídicas que,
    libre y voluntariamente, tengan interés en el desarrollo de los fines de la asociación con
    arreglo a los siguientes principios:
    a) Las personas físicas deberán tener capacidad de obrar y no estar sujetas a ninguna
    condición legal para el ejercicio del derecho.
    b) Los menores no emancipados de más de catorce años de edad deben contar con
    el consentimiento documentalmente acreditado, de las personas que deban suplir su
    capacidad.
    c) Las personas jurídicas de naturaleza asociativa requerirán el acuerdo expreso de su
    órgano competente, y las de naturaleza institucional, el acuerdo de su órgano rector.
    Artículo 7. Toda persona física o jurídica interesada en formar parte de la asociación deberá
    presentar una solicitud por escrito a la Junta Directiva y ésta resolverá en la primera reunión
    que celebre.
    Artículo 8. Dentro de la Asociación existirán las siguientes clases de socios:
    a) Socios fundadores, que serán aquellos que participen en el acto de constitución de la
    Asociación.
    b) Socios de número, que serán los que ingresen después de la constitución de la
    Asociación.
    c) Socios de honor, los que por su prestigio o por haber contribuido de modo relevante a la
    dignificación y desarrollo de la Asociación, se hagan acreedores a tal distinción. El
    nombramiento de los socios de honor corresponderá a la Asamblea General previa
    propuesta de la Junta Directiva o de la décima parte de los socios.
    Artículo 9. Los socios de número y fundadores tendrán los siguientes derechos:
    a) Tomar parte en cuantas actividades organice la Asociación en cumplimiento de sus fines.
    b) Disfrutar de todas las ventajas y beneficios que la Asociación pueda obtener. 
    c) Participar
    en las Asambleas con voz y voto.
    d) Ser electores y elegibles para los cargos directivos.
    e) Recibir información sobre los acuerdos adoptados por los órganos de la
    Asociación.
    f) Hacer sugerencias a los miembros de la Junta Directiva en orden al mejor cumplimiento
    de los fines de la Asociación.
    Artículo 10. Los socios fundadores y de número tendrán las siguientes obligaciones:
    a) Cumplir los presentes Estatutos y los acuerdos válidos de las Asambleas y la
    Junta Directiva.
    b) Abonar las cuotas que se fijen.
    c) Desempeñar, en su caso, las obligaciones inherentes al cargo que ocupen.
    Artículo 11. Los socios de honor tendrán las mismas obligaciones que los fundadores y de
    número a excepción de las previstas en los apartados b) y c), del artículo anterior.
    Asimismo, tendrán los mismos derechos a excepción de los que figuran en los apartados c)
    y d) del artículo 9, pudiendo asistir a las asambleas sin derecho de voto.
    Artículo 12. Los socios causarán baja por alguna de las causas siguientes:
    a) Por renuncia voluntaria, comunicada por escrito a la Junta Directiva. b) Por
    incumplimiento reiterado de las obligaciones económicas
    c) Por acuerdo de la asamblea general, a propuesta de la Junta Directiva.o de una décima
    parte de los socios.
    Artículo 13.- La pérdida de la condición de socio por motivo de sanción tendrá lugar
    cuando se cometan actos que los hagan indignos de seguir perteneciendo a la
    asociación.
    Se presumirá que existe este tipo de actos:
    - Cuando deliberadamente el asociado impida o ponga obstáculos al cumplimiento de los
    fines sociales.
    - Cuando intencionadamente obstaculice de cualquier manera el funcionamiento de la
    Asamblea General y de la Junta Directiva de la Asociación.
    - Por infringir reiteradamente los presentes Estatutos.


    CAPITULO III
    DE LA JUNTA DIRECTIVA
    Artículo 14. La Asociación será gestionada y representada por una Junta Directiva formada
    por: un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario, un Tesorero y, en su caso, un
    máximo de tres vocales, uno de los cuales realizará la función de director de comunicación.
    En función de las necesidades de la asociación, los cargos de Secretario y
    Tesorero podrán recaer en la misma persona.
    En caso de no existir vocal con función de director de comunicación, sus funciones
    serán realizadas por la persona que la propia directiva designe.
    Para pertenecer a la junta directiva de la Asociación será necesario cumplir los siguientes
    requisitos:
    - Ser socio de la misma
    - Ser mayor de edad
    - Estar en pleno uso de los derechos civiles
    - No estar incurso en los motivos de incompatibilidad establecidos en la legislación vigente.
    Todos los cargos que componen la Junta Directiva serán gratuitos y serán elegidos por la
    Asamblea General Extraordinaria por un mandato de 3 años.
    Artículo 15. Los miembros de la Junta Directiva podrán causar baja:
    - Por renuncia voluntaria comunicada por escrito a la misma Junta,
    - Por incumplimiento de las obligaciones que tuvieran encomendadas
    - Por expiración del mandato para el que fueran elegidos.
    Artículo 16. Los miembros de la Junta Directiva que hubieran agotado el plazo para el cual
    fueron elegidos, continuarán ostentando sus cargos hasta el momento en que se produzca
    la aceptación de los que les sustituyan.
    Artículo 17. La Junta Directiva se reunirá cuantas veces lo determine su
    Presidente o bien lo soliciten al mismo otros dos de sus miembros.
    Quedará constituida cuando asista la mitad más uno de sus miembros y para que sus
    acuerdos sean válidos deberán ser tomados por mayoría de votos. En caso de empate,
    el voto del Presidente será de calidad.
    Tanto las reuniones de la Junta Directiva como de la Asamblea de socios y las
    votaciones de las mismas podrán celebrarse con medios telemáticos en los términos que
    establezca el Reglamento Interno de Funcionamiento.
    Artículo 18. Facultades de la Junta Directiva:
    Las facultades de la Junta Directiva se extenderán, con carácter general a todos los actos
    propios de las finalidades de la asociación, siempre que no requieran, según estos
    Estatutos, autorización expresa de la Asamblea General.
    Son facultades particulares de la Junta Directiva:
    - Dirigir las actividades sociales y llevar la gestión económica y administrativa de la
    Asociación, acordando realizar los oportunos contratos y actos.
    - Ejecutar los acuerdos de la Asamblea General.
    - Formular y someter a la aprobación de la Asamblea General los
    Balances y las Cuentas anuales.
    - Resolver sobre la admisión de nuevos asociados.
    - Nombrar delegados para alguna determinada actividad de la Asociación.
    - Cualquier otra facultad que no sea de la exclusiva competencia de la
    Asamblea General de socios.
    Artículo 19. El Presidente tendrá las siguientes atribuciones:
    - Representar legalmente a la Asociación ante toda clase de organismos públicos o
    privados;
    - Convocar, presidir y levantar las sesiones que celebre la Asamblea General y la Junta
    Directiva, así como dirigir las deliberaciones de una y otra;
    - Ordenar pagos y autorizar con su firma los documentos, actas y correspondencia;
    - Adoptar cualquier medida urgente que la buena marcha de la Asociación aconseje o en
    el desarrollo de sus actividades resulte necesaria o conveniente, sin perjuicio de dar cuenta
    posteriormente a la Junta Directiva.
    Artículo 20. El Vicepresidente sustituirá al Presidente en ausencia de éste, motivada por
    enfermedad o cualquier otra causa, y tendrá las mismas atribuciones que él.
    Artículo 21. El Secretario tendrá a cargo la dirección de los trabajos puramente
    administrativos de la Asociación, expedirá certificaciones, llevará los libros de la asociación
    que sean legalmente establecidos y el fichero de asociados, y custodiará la documentación
    de la entidad, haciendo que se cursen a las comunicaciones sobre designación de Juntas
    Directivas y demás acuerdos sociales inscribibles a los Registros correspondientes, así
    como la presentación de las cuentas anuales y el cumplimiento de las obligaciones
    documentales en los términos que legalmente correspondan.
    Artículo 22. El Tesorero recaudará y custodiará los fondos pertenecientes a la Asociación y
    dará cumplimiento a las órdenes de pago que expida el Presidente.
    Artículo 23. Los Vocales tendrán las obligaciones propias de su cargo como miembros de la
    Junta Directiva, y así como las que nazcan de las delegaciones o comisiones de trabajo que
    la propia Junta las encomiende.
    En el caso del vocal Director de Comunicación serán sus funciones:
    - Las relaciones con los medios de comunicación y las instituciones
    - La supervisión de la página Web de la Red como instrumento de contacto y
    expresión entre los asociados.
    - Cualquier otra que la Junta Directiva le encomiende según las circunstancias y
    necesidades de la propia Asociación.
    Artículo 24. Las vacantes que se pudieran producir durante el mandato de cualquiera de los
    miembros de la Junta Directiva serán cubiertas provisionalmente entre dichos miembros
    hasta la elección definitiva por la Asamblea General Extraordinaria.


    CAPITULO IV
    DE LA ASAMBLEA DE SOCIOS

    Artículo 25. La Asamblea General es el órgano supremo de gobierno la
    Asociación y estará integrada por todos los asociados.
    Artículo 26. Las reuniones de la Asamblea General serán ordinarias y extraordinarias.
    La asamblea ordinaria se celebrará una vez al año dentro de los cuatro meses siguientes al
    cierre del ejercicio.
    Las extraordinarias se celebrarán cuando las circunstancias lo aconsejen, a juicio
    del Presidente, cuando la Directiva lo acuerde, o cuando lo proponga por escrito una décima
    parte de los asociados.
    Artículo 27. Las convocatorias de las Asambleas Generales se realizarán por escrito
    expresando el lugar, día y hora de la reunión así como el orden del día con expresión
    concreta de los asuntos a tratar. Entre la convocatoria y el día señalado para la celebración
    de la Asamblea en primera convocatoria habrán de mediar al menos quince días, pudiendo
    así mismo hacerse constar si procediera la fecha y hora en que se reunirá la Asamblea en
    segunda convocatoria, sin que entre una y otra pueda mediar un plazo inferior a una
    hora.
    Artículo 28. Las Asambleas Generales, tanto ordinarias como extraordinarias, quedarán
    válidamente constituidas en primera convocatoria cuando concurran a ella un tercio de
    los asociados con derecho a voto, y en segunda convocatoria cualquiera que sea el
    número de asociados con derecho a voto.
    Los acuerdos se tomarán por mayoría simple de las personas presentes o representadas
    cuando los votos afirmativos superen a los negativos, no siendo computables a estos
    efectos los votos en blanco ni las abstenciones.
    Será necesario mayoría cualificada de las personas presentes o representadas, que
    resultará cuando los votos afirmativos superen la mitad de éstas, para:
    a) Nombramiento de las Juntas directivas y administradores.
    b) Acuerdo para constituir una Federación de asociaciones o integrarse en ellas.
    c) Disposición o enajenación de bienes integrantes del inmovilizado. d) Modificación de
    estatutos.
    e) Disolución de la entidad.
    Artículo 29. Son facultades de la Asamblea General Ordinaria:
    - Aprobar, en su caso, la gestión de la Junta Directiva.
    - Examinar y aprobar las Cuentas anuales.
    - Aprobar o rechazar las propuestas de la Junta Directiva en orden a las actividades
    de la Asociación.
    - Fijar las cuotas ordinarias o extraordinarias.
    - Cualquiera otra que no sea de la competencia exclusiva de la Asamblea
    Extraordinaria.
    - Acordar la remuneración, en su caso, de los miembros de los órganos de
    representación.
    Artículo 30. Corresponde a la Asamblea General Extraordinaria:
    - Nombramiento de los miembros de la Junta Directiva.
    - Modificación de los Estatutos.
    - Aprobación del Reglamento de Régimen Interno y modificación del mismo
    - Disolución de la Asociación.
    - Expulsión de socios, a propuesta de la Junta Directiva en los términos del artículo
    13.
    - Constitución de Federaciones o integración en ellas.

    CAPITULO V
    DEL RÉGIMEN ECONÓMICO
    Artículo 31. La Asociación en el momento de su constitución carece de Fondo social.
    Artículo 32. Los recursos económicos previstos para el desarrollo de los fines y actividades
    de la Asociación serán los siguientes:
    a) Las cuotas de socios, periódicas o extraordinarias.
    b) Las subvenciones, legados o herencias que pudiera recibir de forma legal por parte
    de los asociados o de terceras personas.
    c) Cualquier otro recurso lícito.
    Artículo 33.- Los beneficios obtenidos derivados del ejercicio de actividades económicas,
    incluidas las prestaciones de servicios, se destinarán exclusivamente al cumplimiento de los
    fines de la Asociación, sin que quepa en ningún caso su reparto entre los asociados ni entre
    sus cónyuges o personas que convivan con aquellos con análoga relación de afectividad, ni
    entre sus parientes, ni su cesión gratuita a personas físicas o jurídicas con interés lucrativo.
    Artículo 34.- Todos los miembros de la Asociación tienen obligación de sostenerla
    económicamente, mediante cuotas o derramas, de la manera y en la proporción que
    determine la Asamblea General a propuesta de la Junta Directiva.
    Las cuotas se establecerán por periodos anuales y su importe será aprobado por la
    Asamblea General, que además, podrá establecer cuotas de ingreso, cuotas mensuales y
    cuotas extraordinarias.
    Artículo 35.- Disposición de fondos. En las cuentas corrientes o libretas de ahorro abiertas
    en establecimientos de crédito, deben figurar la firma del presidente, del vicepresidente,
    del tesorero y del secretario.
    Para poder disponer de fondos, serán suficientes dos firmas, de las cuales, una será
    necesariamente la del Tesorero o la del Presidente.
    Artículo 36. El ejercicio asociativo y económico será anual y su cierre tendrá lugar el 31 de
    diciembre de cada año.

    CAPITULO VI
    DE LA DISOLUCIÓN DE LA ASOCIACIÓN
    Artículo 37. La asociación se disolverá por las siguientes causas:
    - Por acuerdo de la Asamblea General Extraordinaria, convocada al efecto, por
    una mayoría de 2/3 de los asociados.
    - Por las causas contempladas en el artículo 39 del Código Civil
    - Por Sentencia Judicial
    Artículo 38. En caso de disolución, se nombrará una comisión liquidadora la cual, una vez
    extinguidas las deudas, y si existiese sobrante liquido lo destinará para fines que no
    desvirtúen su naturaleza no lucrativa.

    DISPOSICION ADICIONAL
    En todo cuanto no esté previsto en los presentes Estatutos se aplicará la vigente Ley
    Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, y las
    disposiciones complementarias.

    En Salamanca, a 11 de Agosto de 2006


    Principios Organizativos de la RIA
    Los principios organizativos de la RIA son:

    IDENTIDAD Y ACCIÓN COMÚN DE RED: La Ria se constituye como una única Entidad  
    de naturaleza asociativa tal y como se refleja en el punto anterior y por tanto, actúa de 
    manera conjunta y globalmente, contando para ello   con un  Órgano de Gobierno conjunto
     (Junta Directiva),un Plan bianual y un fondo presupuestario común.

    GLOBALIDAD: Cada medida o actuación de la RIA y de sus Nodos ha de plantearse y
     acometerse con una visión integral, teniendo en cuenta su relación y repercusión en el
     conjunto de las demás acciones.

    DESCENTRALIZACIÓN: la RIA desarrolla y operativiza su Plan en programas nacionales,
     estatales o regionales   a través de sus Nodos que actúan con autonomía financiera
     y de gestión teniendo en cuenta sus respectivos contextos. 

    AUTOGESTIÓN: el funcionamiento de cada Nodo se regirá por los principios de 
    sostenibilidad, autonomía y corresponsabilidad, de tal forma que éstos han de 
    ser autosostenibles y a la vez solidarios y comprometidos con
     la sostenibilidad de la RIA en su conjunto a través de las aportaciones anuales que
     han de hacer procedentes de los ingresos de las cuotas o membresías de 
    sus socios u otros ingresos que en su día se determinen.

    SUBSIDIARIEDAD: la RIA se basa en el  reconocimiento de la autonomía de cada Nodo 
     para articular los procesos y recursos necesarios con los que  intentar alcanzar los
     objetivos comunes de nuestra Red. Ello, a su vez exige desarrollar el diálogo, la implicación
      y la participación de todos sus  miembros  en la definición de los objetivos globales,
     en el diseño de las estrategias para conseguirlos, en su ejecución y en su evaluación
     La RIA como tal Red no debe sustituir a sus Nodos en el desarrollo de sus respectivos
     programas, salvo para ayudarles en este proceso vigilando a su vez su cumplimiento, 
    debiendo actuar solamente cuando éstos sean incapaces de hacerlo o cuando 
    se correspondan con actuaciones comunes  de la propia Red como tal.

      No hay comentarios:

      Publicar un comentario en la entrada