¿Quienes somos?

La RIA nace con la vocación de convertirse en la mayor y más representativa Red internacional de personas e instituciones públicas y privadas interesadas o vinculadas a la ASC en cualquiera de sus ámbitos o modalidades (educación en el tiempo libre y recreación, dinamización y promoción cultural, desarrollo comunitario, educación y cultura popular…)
  • Ante el deseo de hacer justicia y la necesidad de superar el aislamiento y la dispersión de una vasta constelación de instituciones, andaduras e iniciativas educativas y socioculturales vinculadas al campo de la animación, el tiempo libre y el desarrollo comunitario, existentes –bastantes de ellas desde hace muchos lustros- en nuestra Comunidad Iberoamericana,
  • Para responder al reto de adaptar la ASC a la Nueva Sociedad del S.XXI: global y del conocimiento y de la comunicación y trabajo en Red. 
  • La RIA pretende ser una plataforma organizada y representativa que visibilice, ponga en valory trabaje por el reconocimiento social, académico y profesional de todos los agentes e instituciones socioculturales, intentando dar respuesta a sus intereses y necesidades depromoción, desarrollo y formación. 
  • Estructura de Red: Trabajo en red bajo los principios de: participación activa, horizontalidad y trabajo en grupo. 
  • Estructura reticular y descentralizada a través de Nodos con identidad y naturaleza jurídica propia, vinculados a la vez a la RIA a través de sus órganos representativos y de Gobierno. 

Misión

Buscamos unir personas que estén vinculadas con la Animación Sociocultural en sus múltiples manifestaciones,trascendiendo fronteras, culturas, idiomas, quienes considerándola como un instrumento para ejercicio de la ciudadanía activa y el desarrollo social,desean trabajar asociar ideas y esfuerzos para aprender de sus prácticas y adaptar el marco teórico metodológico de la ASC a las nuevas exigencias de un mundo en constante cambio.

Visión

Los principales actores vinculados a la ASC en Iberoamérica se reconocer como interlocutores válidosy han logrado adecuar con éxito las estrategias y metodologías de intervención socio educativas a los diversos contextos, generando aprendizajes y conocimientos que contribuyeron a mejorar el impacto de las prácticas y por lo tanto, incidiendo en una ciudadanía activa.
La formación que la RIA propone gira sobre tres ejes fundamentales:

La RIA quiere ofrecer una formación desde la experiencia. La formación de posgrado en animación sociocultural que se plantea desde la RIA tiene como aspecto fundamental estar basada en la acumulación de experiencias de los diferentes actores y organizaciones.
Esta experiencia basada en vivencias sociales y culturales va a aportar un significado muy especial a la formación que se va a ofrecer.
Recordemos que la animación es ante todo práctica y trabajo de campo para poder transmitir valores a los alumnos.

La RIA impulsa el uso de las nuevas tecnologías como instrumento de dinamización de los procesos de participación. Esta formación se impartirá en modalidad elearning lo que permitirá hacer muy fluida y permanente la comunicación entre los alumnos y docentes.
También potenciará las actividades colaborativas y de intercambioentre todas las partes intervinientes.

La RIA apuesta de forma decidida por la profesionalización de la animación sociocultural. La animación necesita consolidar una figura profesional, dotarla de competencias y habilidades técnicas para que pueda contribuir a la mejora de la participación en las diferentes comunidades.

Los principios organizativos de la RIA son:

IDENTIDAD Y ACCIÓN COMÚN DE RED: La Ria se constituye como una única Entidad de naturaleza asociativa tal y como se refleja en el punto anterior y por tanto, actúa de manera conjunta y globalmente, contando para ello con un Órgano de Gobierno conjunto (Junta Directiva),un Plan bianual y un fondo presupuestario común.

GLOBALIDAD: Cada medida o actuación de la RIA y de sus Nodos ha de plantearse y acometerse con una visión integral, teniendo en cuenta su relación y repercusión en el conjunto de las demás acciones.

DESCENTRALIZACIÓN: la RIA desarrolla y operativiza su Plan en programas nacionales, estatales o regionales a través de sus Nodos que actúan con autonomía financiera y de gestión teniendo en cuenta sus respectivos contextos.

AUTOGESTIÓN: el funcionamiento de cada Nodo se regirá por los principios de sostenibilidad, autonomía y corresponsabilidad, de tal forma que éstos han de ser autosostenibles y a la vez solidarios y comprometidos con la sostenibilidad de la RIA en su conjunto a través de las aportaciones anuales que han de hacer procedentes de los ingresos de las cuotas o membresías de sus socios u otros ingresos que en su día se determinen.

SUBSIDIARIEDAD: la RIA se basa en el reconocimiento de la autonomía de cada Nodo para articular los procesos y recursos necesarios con los que intentar alcanzar los objetivos comunes de nuestra Red. Ello, a su vez exige desarrollar el diálogo, la implicación y la participación de todos sus miembros en la definición de los objetivos globales, en el diseño de las estrategias para conseguirlos, en su ejecución y en su valuación La RIA como tal Red no debe sustituir a sus Nodos en el desarrollo de sus respectivos programas, salvo para ayudarles en este proceso vigilando a su vez su cumplimiento, debiendo actuar solamente cuando éstos sean incapaces de hacerlo o cuando se correspondan con actuaciones comunes de la propia Red como tal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada